Capítulo 2 –Quiero que me quieras-


Quiero que me quieras

Necesito que me necesites

Amaria que me ames

Te suplico que me supliques

 

Quiero que me quieras Cheap Trick

Escritor: Rick Nielsen (1977)

 

Lo puedo oír. Ana se sonroja con… ¿qué? ¿vergüenza? ¿emoción?, mientras me cuenta sobre su encuentro con Christian Grey. Él apareció de casualidad para comprar materiales en Clayton’s Hardware, donde ella trabaja. Viajó desde  Seattle hasta Portland para hacer eso. ¡Un sábado! ¿Por qué piensas que esa es una acción normal y racional? ¿Estás loca?

“Pero ¿qué estaba haciendo en Clayton’s?” Piensa las posibilidades, Ana. Seguramente puedes ver que NO es un comportamiento normal. A este tipo debe gustarle en serio. ¡Bicho raro!

“Estaba por la zona”. Sí, claro. Y de casualidad cayó accidentalmente justo en el lugar donde trabajas. ¡Despierta y date cuenta de cómo son las cosas, Ana!

“Me parece que es demasiada coincidencia, Ana. ¿No crees que fue allí para verte?” ¡Por el amor de Dios! Adoro a Ana, pero a veces es tan ingenua.

“Estaba visitando la división de agricultura de la Universidad. Está pagando por algún tipo de investigación”, dice ella y noto lo mucho que intenta esconder la decepción en su voz. Oh no, Ana. Él es sólo una cara bonita. Puedes conseguir algo mucho mejor.

No me queda otra opción más que seguirle la corriente, aunque no me creo ni por un minuto que fue una coincidencia. Para empezar, ningún empresario billonario va a comprar a una tienda. Tienen gente que hace eso por ellos. La falta de astucia de Ana generalmente es encantadora, pero en este caso está bordeando la estupidez.

“Ah sí. Le ha dado al departamento $2.5 millones”, le digo. Bueno, eso sólo empeoró las cosas. Su tono desanimado habla por sí solo.

“¿Cómo sabes eso?” Vamos, Ana. Soy una reportera –o lo seré en un par de semanas cuando empiece la pasantía en la compañía de medios de mi padre. La graduación está a la vuelta de la esquina y una vez que haya tenido unas relajadas y exóticas vacaciones, comenzará mi vida real.

“Ana, es mi trabajo, es lo que hago. Sabes que he escrito una reseña sobre este tipo”. Aunque debo admitir que estoy un poco decepcionada sobre las cosas que no sé de Christian Grey. Para empezar, él tiene secretos. Estoy segura de ello. Pero no hay ni un atisbo de escándalo alrededor de su vida privada, a excepción de la especulación sobre su homosexualidad, que nunca ha sido comprobada. Este hombre es una sombra.

¿Qué tramas, Christian Grey? ¿Por qué el repentino interés en mi compañera de cuarto? No es que Ana no sea merecedora de su atención. Es hermosa y graciosa. Sincera y leal. Pocas personas tienen la posibilidad de conocer estas cosas sobre ella y me considero afortunada de estar en esa minoría. Apuesto a que ella también puede guardar secretos. Sí, Ana puede ser un buen desafío para ti, Sr. Grey, pero si te vas a meter con mi amiga, tendrás que pasar sobre mí antes.

“De acuerdo, Carla Bernstein, cálmate. Así que, ¿quieres las fotos?” ¿Qué si las quiero?

Claro que sí”. Un plan comienza a formarse en mi mente. Podría decirle a Levi que tome las fotos, claro. Como fotógrafo principal del periódico estudiantil, aceptaría sin dudarlo. Pero ¿no sería más interesante poner en una misma habitación a nuestro querido amigo José junto a Christian Grey? José, quien está enamorado de Ana desde que tengo memoria. Así podría saber cuál es exactamente la conexión entre Ana y Grey, y cuánta protección de mi parte podría necesitar ella. Cometeré un pequeño engaño. “La pregunta es, ¿quién va a tomarlas y en dónde?”, intento sonar lo más inocente posible.

“Podríamos preguntarle a él dónde quiere hacerlas. Me dijo que se está quedando en la zona”. Interesante. ¿Por qué tan cerca, Sr. Grey?

“¿Puedes contactarlo?”, le pregunto.

“Tengo su número de celular”. ¡Mierda! ¡He estado trabajando sobre este tipo durante meses y Ana consigue su número privado en cuestión de días! Este tipo va en serio y ella no se lo ve venir.

“El soltero más rico, evasivo y enigmático de Washington, ¿acaba de darte su número de celular?”. Casi puedo escuchar el click en su cabeza juntando las piezas. ¡Vamos, Ana! Le gustas demasiado.

“Ehm… Sí”. Típico de Ana, no demostrar nada.

“¡Ana! Le gustas. No hay duda al respecto”, le digo, afirmando lo obvio. Seguramente puede ver la situación. Este hombre, el soltero más codiciado de Seattle, le está haciendo notar que está disponible para ella. El pensamiento me aterroriza y emociona a la vez. No quiero presionarla demasiado porque sé que se alejará cientos de kilómetros de él. O quizás debería presionarla, sólo para mantenerla a salvo. No quiero que Ana salga lastimada por las mierdas que pueden pasar en mi mundo. Quién sabe, tal vez Grey tenga un lado pervertido que quiere enseñarle a Ana y ella, siendo tan inocente, terminará herida sólo por la decepción de saber que él es menos que perfecto. No podría soportar que le sucediera eso.

“Kate, sólo intenta ser amable”. Sí, pero Christian Grey no es amable. Mierda, ella seguirá creyendo su versión y quizás por su bien, yo debería hacer lo mismo. Pero no puedo evitar pensar que este es el comportamiento típico de un muy efectivo acosador. Este tipo ha descubierto dónde vive y trabaja mi callada y tímida compañera de cuarto. Se aparece un día en el que a ella le toca trabajar allí, lo cual no es fácil de saber dado que sólo trabaja medio día y su empleo terminará pronto. Ha viajado fuera de la ciudad y la ha ‘encontrado casualmente’. No me creo por un segundo que no haya planeado toda la situación, y estoy preocupada por Ana, pero no puedo decírselo.  Al menos, no aún. No hasta que tenga la chance de verlos juntos, porque también debo saber cuál es el interés que ella tiene en él. Podría necesitar protección en serio. De verdad odiaría ver a Ana en un pijama rosa, decaída y comiendo helado, en un intento de olvidar su dolor. Claro que un corazón roto podría ser la menor de sus preocupaciones. Es tiempo de poner este plan en acción y voy a necesitar a José allí, para poner todo en perspectiva.  Sólo espero que José no salga herido también.

“No sé quién podría tomar las fotos. Levi está ocupado”, miento, sintiéndome un poco culpable. Levi va a enojarse cuando se entere que lo dejé fuera de este proyecto. “Está en Idaho Falls este fin de semana. Se molestará al saber que se perdió la oportunidad de fotografiar al líder empresarial de América”. Vamos Ana, pica el anzuelo.

“Mmmm… ¿Y qué te parece José?” ¡Bingo!

“¡Gran idea! Pregúntale tú –haría lo que fuera por ti. Después llama a Grey y averigua en dónde nos quiere”. Tendré que arreglar con José después, pero dado su amor por Ana, dudo que vaya a negarse. Ahora mismo, necesito cederle la organización a ella. Después de todo, Grey es ahora su contacto. Además, si Ana logra que José acepte, podré intentar convencerme a mi misma de que no es una mala idea tenerlos a los tres en un mismo cuarto. No será mi responsabilidad y podré observar casualmente la dinámica sin sentirme como una ridícula.

Creo que tú deberías llamarlo”. Mierda, ¿a Grey o a José?

“¿A quién? ¿A José?”, pregunto, fingiendo inocencia. No quiero llamar a ninguno de los dos, pero lo haré si tengo que hacerlo.

“No, a Christian Grey”, responde ella, diciendo su nombre casi con una reverencia. ¿Te asusta, Ana? No, esto es algo que vas a manejar tú, Srita. Steele. Veamos cuánto puedes presionar al Señor Christian Grey.

“Ana, tú eres la que tiene la relación”. Dios, ¿relación? Por lo que sé, Christian Grey no tiene relaciones.

“¿Relación?”, exclama con un chillido, haciendo eco de mis pensamientos. “Apenas conozco al tipo”.

“Al menos lo has conocido”. Eso me irrita. He intentado conocerlo durante meses. Maldita gripe. Estoy realmente enfadada con Ana en este momento. Este tipo quiere verla; esa es la única razón por la cual accedió a hacer todo esto. Necesito controlarme antes de que termine diciendo algo de lo que después me arrepienta. “Y parece que quiere conocerte mejor. Ana, sólo llámalo”.

Cuelgo el teléfono. Mierda, ¿habrá sido suficiente incentivo para convencerla? Sé que he sido capaz de convencerla de hacer cosas antes pero hay líneas que Ana Steele no cruza ni siquiera por su mejor amiga. Nunca la he visto borracha, nunca la visto acostarse con alguien. Falta a clases pocas veces y definitivamente no acepta dinero de parte de sus amigos o familia. Ni siquiera de amigos adinerados que intentan ayudarla genuinamente. Ser cómplice en tenderle una trampa a un magnate puede ser una de las líneas que no cruce. ¿Lo hará? ¿Lo llamará?

Una parte de mi tiene una gran curiosidad sobre este experimento social. Me encantaría poder descubrir algo escandaloso sobre Christian Grey y quizás ésta sea la manera de hacerlo. Pero ¿realmente quiero ver a Ana lastimada por alguien que sólo está buscando su próxima gran adquisición? Probablemente él colecciona a chicas como Ana. Ella se enamorará y tipos como Christian Grey y su hermano Elliot, se dedican a romper corazones. He conocido tipos así toda mi vida. Mierda, mierda, mierda. Espero que esto no se vuelva en mi contra.

 

A/N: Aviso legal: Todos los personajes públicamente reconocidos, lugares, etc. Son propiedad de sus respectivos dueños. Los personajes originales y  la trama son propiedad del autor. El autor no está asociado de ninguna forma con los propietarios, creadores o productores de ninguna franquicia.  No se pretende violar ningún Copyright.

Los personajes y la historia canon pertenece a EL James. Los motivos de los personajes y las historias alternativas son producto de mi imaginación y han sido moldeados gracias a los asombrosos reseñadores y Betas que me desafiaron y asistieron en diversas formas. 

La letra de la canción es propiedad de sus escritores y artistas originales.

 

4 thoughts on “Capítulo 2 –Quiero que me quieras-

  1. Lorrielabori says:

    Great Job with the translation. Tremendo trabajo con la traducción.

    Like

  2. fanny rebellon says:

    Fabuloso sasha me gusta como funciona la mente de katerine, tu escribes la historia? pues es increible solo que muy cortos los capitulos gracias un abrazo desde venezuela,

    Like

  3. Ericka says:

    Me esta gustando la trama, siempre es bueno saber los puntos de vista de los demas, algunas veces uno tiene siertas dudas, de “Q pensaria tal o cual personaje” q fue importante en la historia, pero no se le dio esa oportunidad. Solo q en este fic me quedo esperando mas de cada capitulo, es q son muy cortos😀

    Like

A penny for your thoughts, $5 if they're dirty...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s